Inyectados Ariznabarreta - Fundición inyectada en aluminio
(+34) 943 19 93 98
(email)

Fundición inyectada de aluminio en cámara fría

La fundición inyectada en cámara fría es ideal para metales como el aluminio, que tienen un punto de fusión alto. Durante el proceso, el metal se funde en un horno a temperaturas extremadamente altas y luego se dosifica en una cámara fría para ser inyectado en el molde a gran velocidad. La acción de la presión, bajo la que el metal fluido se introduce hasta en las secciones estrechas y se comprime contra las paredes del molde, determina una reproducción con un exacto contorneado, lo que constituye una de las especiales ventajas del proceso de colada a presión.

Puesto que incluso después de llenarse el molde mantiene una presión convenientemente elevada sobre la masa que se está enfriando y endureciendo, se produce un cierto compactado posterior. Gracias a esto, el sistema de fundición a presión permite la producción de piezas de paredes delgadas y forma complicada con una elevada calidad superficial y gran exactitud, piezas que apenas precisan de trabajos de acabado.

Características de las piezas

  • Muy alta precisión y excelente rugosidad.
  • Geometría compleja.
  • Muchas piezas por hora, según cavidades en molde y características pieza.

Características del proceso

  • Largas tiradas para amortizar el elevado coste de los útiles.
  • Tiempos y costes unitarios (por pieza) bajos.
  • Alta precisión: detalles, tolerancias y rugosidad.
  • Materiales de bajo punto de fusión; Al.

Características de los moldes

  • Acero aleado de alta calidad.
  • Utillajes muy complejos y elevado coste.
  • Elementos móviles de precisión.
  • Sistema de refrigeración para reducir el tiempo de enfriamiento por pieza.